Gamificación o cómo aprender jugando.

Jugar es algo que hacemos desde pequeños. Los juegos nos sirven en edades tempranas para sociabilizar, para fomentar nuestra imaginación, para generar vínculos afectivos con quienes jugamos, experimentar y, fundamentalmente, para aprender. No es raro, en esas edades, que los profesores impartan lecciones a través de juegos o pequeñas dinámicas lúdicas. Pero, ¿qué pasa con la formación en los adultos? En la madurez seguimos jugando, disfrutando con ello y, aunque parezca mentira, aprendemos de ello, pero parece que en lo que a la formación se refiere, no debe haber lugar para el juego.

Gamification_techniques_7
Profesionales participando en mecánicas de gamificación

La formación es importante, seria, implica un esfuerzo, pero no tiene porque ser aburrida. El juego puede ser un gran aliado para los formadores, utilizándolo con el objetivo de motivar, de mejorar las relaciones interpersonales, de enseñar y formar. Esto es lo que se conoce como gamificación, un concepto que ha visto crecer su éxito, no sólo por su eficiencia, sino también por el auge del entorno digital en nuestras vidas.

nypl-ftf-splash
Página de inicio de “Find the Future”, de la Biblioteca Pública de Nueva York

La gamificación surgió con la principal premisa de generar compromiso, por lo que el mundo empresarial fue el primero en darse cuenta de su importancia, empezando a utilizarla tanto para la formación de sus trabajadores, como en campañas dirigidas a fidelizar a sus clientes. Foursquare fue una de las primera empresas en utilizar la gamificación como forma de conseguir usuarios. También, BBVA ha incorporado mecánicas de juego para sus clientes de banca online o la Biblioteca de Nueva York, que permite descubrir su catálogo mediante un reto de misterio: “Find the Future”. Las empresas españolas, en los últimos años, se han posicionado a la cabeza en cuanto a implantación de la gamificación se refiere. Son muchas las empresas que, hoy en día llevan a cabo acciones de este tipo con el fin de conseguir trabajadores motivados, bien formados, que sepan trabajar en equipo y con una gran vinculación con la empresa. Con este objetivo, las empresas fomentan la participación de sus empleados en retos de todo tipo, como eventos deportivos, de índole solidario, concursos internos o competiciones contra otras corporaciones.

Aeroclube_de_Eldorado_do_Sul_009
Ejercicios de prácticas con un simulador de vuelo

En el mundo académico también está adquiriendo peso esta técnica formativa, ya que se ha comprobado que el uso de la gamificación contribuye a desarrollar la creatividad y mejora el asentamiento de los conocimientos de los alumnos. Universidades y escuelas utilizan hoy en día estas herramientas para conseguir que los estudiantes, de todo tipo de titulaciones, acaben sus estudios mucho más preparados para enfrentarse al mundo laboral. Las simulaciones profesionales, ya sean de vuelo para pilotos o empresariales para futuros gestores, son un claro ejemplo del protagonismo que está adquiriendo está técnica en la formación profesional.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s