¿Has pensado en dedicarte a la consultoría? (2) Preparación de entrevistas

Si el artículo anterior te ha animado a plantearte la consultoría como medio laboral al que incorporarte, no debes descuidar uno de los puntos primordiales para ello, las entrevistas de trabajo.

Las grandes empresas de consultoría, tienen exigentes procesos de selección, en los que se incluyen tests con problemas, además de entrevistas comportamentales y de tipo caso. Son ejemplos que efectúan empresas como Arthur D. Little, Accenture, BCG, Booz, AT Kearny Europraxis, entre otras.

Pretenden incorporar personas con talento, entre los que destacan ingenieros y Licenciados en Económicas y/o ADE, pero también se pueden encontrar personas con estudios diversos, tales como médicos, psicólogos, etc. En determinadas posiciones, se requieren Doctorados o MBA.

Si pudiéramos fragmentar el proceso, distinguiríamos las siguientes fases, un ejemplo de cómo lo realiza la consultora McKinsey:

En un primer paso, la obtención de la entrevista de trabajo en sí. El envío de un buen CV (tema que veremos en la tercera parte de esta serie de artículos) a través de la web de la empresa correspondiente, acompañado, si es posible, de una carta de recomendación, facilitarán tu candidatura para el puesto. Si además de esto, asistes a eventos que organice la compañía, realizas networking con trabajadores de la empresa, etc., denotará tu interés y se valorará positivamente.

Superada esta fase, nos encontraremos con el test de problemas, que consiste en una serie de casos prácticos (entre uno y tres habitualmente), con preguntas en inglés que deberás responder en un tiempo determinado. La interpretación de gráficos, realizar cálculos rápidos o sintetizar información son algunos ejemplos de lo que pueden pedir en este test.

Las webs de BCG o McKinseypermiten realizar pruebas de los test anteriormente mencionados, para que calcules y dosifiques el tiempo dedicado a cada pregunta.

La que podríamos denominar Segunda Fase, engloba la primera ronda de entrevistas (normalmente dos, encabezadas por jefes de proyecto). Es muy probable que una parte o en su totalidad se realice en inglés, y conste de tres partes: fit (se encargan de ver si encajas en la empresa, con preguntas sobre tu experiencia anterior, por qué quieres trabajar en una consultoría, etc.), más tarde un caso, simulando un problema real que la empresa pudiera tener, y tú debes analizarlo y plantear una solución, para lo cual debes hacer preguntas concretas y utilizar los datos que el entrevistador te va dando. Por ejemplo, pueden preguntar cómo reaccionar ante la entrada de un competidor, un caso de pérdidas en la empresa, la expansión en un país extranjero, etc.

Finalmente, hay una última fase de preguntas, las cuales se aconseja que lleves preparadas, pues se trata de que tú les cuestiones a ellos las dudas que consideres oportunas.

La tercera o última fase, consta de dos o tres entrevistas realizadas por socios de la empresa, y su estructura es similar a la fase anterior. La decisión que tomen los socios será la definitiva para optar al puesto.

Te dejamos a continuación, unos ejemplos de casos de algunas consultoras: McKinseyBCGBain & CompanyAT Kearny o Deloitte.

Todo esto no se consigue de la noche a la mañana, hay una serie de recomendaciones que te ayudarán a conseguir entrar en este “mundo”: realiza un erasmus, perfecciona y aprende todos los idiomas que puedas, consigue experiencia en el extranjero a nivel laboral, participa en foros de consultoría, interésate por aquellas empresas que te parezcan atractivas, y conoce su funcionamiento, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s